R U M O R A D A  (delirio fronterizo de traca y música de banda)

La localidad fronteriza de Solano del Puerto, en el Alto Pirineo, vive inmersa entre dos obsesiones: su aislamiento geográfico y la aspiración de su club de fútbol de ascender de categoría.  Para superarlas, se pretende aprovechar el descubrimiento de un yacimiento arqueológico que podría estimular el desarrollo de ciertas urbanizaciones en el valle, promovidas por el alcalde y presidente del club.

Una periodista local, afectada de un extraño defecto expresivo que le impide hablar de modo comprensible, y el preparador de los juveniles del club, conocido espécimen de bárbaro aborigen, deciden, en plenas fiestas patronales, intervenir en el yacimiento, alterando algunas piezas de cerámica con inscripciones en fabla local que la elevarían, dado el estrato de tales soportes de hacia el siglo IV, a la categoría de más antigua  lengua románica conocida, logrando así convertir a todo el valle en un especial polo de atracción turística…

Subtitulada como “Delirio fronterizo de traca y música de banda”, la presente narración enlazaría en cierto modo con la estética dramática de su autor (La Comedia Cruel) en esta su segunda novela.

«El cerebro humano está programado para el engaño» Entrevista con el autor en El Diario Vasco